La ginebra cuenta con sus propias copas en España

La ginebra cuenta con sus propias copas en España

A nadie le sorprenderá que digamos que en España nos gusta bastante eso de beber alcohol. Se trata de uno de los mejores modos de disfrutar al máximo de nuestro tiempo de ocio, especialmente cuando adquirimos una determinada edad. Son muchas las personas que, apostando por marcas y bebidas distintas, ven en el consumo (responsable, cómo no) de alguna bebida alcohólica, acompañada de una buena compañía de familiares o amigos, una manera ideal de olvidarse de los problemas y centrarse en lo que de verdad es importante: ser felices y vivir cada segundo. 

Hay una bebida que, en los últimos años, está causando sensación en España y que parece que le ha ganado el pulso a los tradicionales ron y whisky. Se trata de la ginebra, que se ha convertido en mucho más que una tendencia en el interior de nuestras fronteras. Su consumo está aumentando a una velocidad de vértigo y tiene pinta de que la tendencia va a seguir aumentando de cara a los años que están por venir. El sabor y la frescura que aporta la ginebra a nuestro paladar se ha convertido en el argumento perfecto para apostar por la ginebra como nuestra bebida de celebración preferida. 

Una noticia que salió a la luz en el portal web de El Español indicaba que España es el país que presenta un mayor consumo de ginebra por persona de todo el mundo, con una media de 1’07 litros por año. Se trata de una cuestión que pone de manifiesto esa importancia que os comentábamos que ha adquirido esta bebida en los últimos tiempos, y más si cabe si tenemos en cuenta la diferencia que existe entre nuestro país y los clasificados en segundo y tercer lugar en el ranking al que estamos haciendo referencia. Bélgica y Holanda, que son quienes los copan, tienen un consumo medio de 0’73 y 0’63 litros por persona cada año. 

Hay una estadística que publicó el portal web Statista que es absolutamente demoledora y que pone de manifiesto que, en nuestro país, se bebe más ginebra que en Alemania, Reino Unido y Francia juntas. Y es que es en España donde la ginebra ha encontrado un mercado mayor y más rentable. Aunque es cierto que su poder es algo que está más relacionado con la actualidad y no tanto con la tradición, no cabe la menor duda de que la tendencia apunta a que la ginebra va a seguir formando parte de nuestras vidas durante mucho tiempo. 

Es tanta la potencia que ha adquirido una bebida como la ginebra en el interior de nuestras fronteras que, de hecho, ya posee una serie de copas especialmente diseñadas para ella. Son cada vez más los productores de este tipo de objetos. Desde Giona Premium Glass nos han indicado que la demanda de esta clase de copas no está haciendo sino crecer en los últimos meses y que la tendencia es bastante probable que se extienda durante muchos meses más. Y es que tanto la hostelería como los particulares desean tener en su poder un recipiente como este. 

Bebida apta para todos los públicos

Si una cosa caracteriza a una bebida como de la que venimos hablando, es esa capacidad de convencer a paladares de todo tipo. Hay quien dice que la ginebra es una bebida más propia de mujeres que de hombres, pero la realidad no indica precisamente eso. La realidad apunta que hombres, mujeres, jóvenes, más adultos y hasta incluso jubilados son defensores a ultranza de una bebida que sigue ganando enteros en un entorno social como el de nuestro país. 

No cabe la menor duda de que esta es una de las claves que explican el hecho de que sea cada vez más las personas que se suban al barco de la ginebra. Desde luego, podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que esta bebida ya ha adelantado en lo que tiene que ver con litros totales consumidos en España a otras bebidas alcohólicas más tradicionales, como lo son el ron o el whisky. Y es que ya hay quien define a la ginebra como la reina del ocio, la reina de la felicidad. Con todo lo que os hemos contado hasta ahora, lo cierto es que no nos extraña en absoluto. 

Estamos hablando de un licor que parece dispuesto a marcar una época en nuestro país y que, poco a poco, mejorará sus registros en otras zonas del mundo. Solo es necesario un poco de tiempo para ver extrapolados los resultados que venimos teniendo en España a otros lugares de la geografía mundial. Acordaos de estas líneas para cuando, dentro de unos años, lo que os hemos comentado sea una realidad en todos los confines de la Tierra. Seguro que la realidad se parecerá mucho a lo que os hemos venido transmitiendo a lo largo de estas líneas.