La oferta de empleo en educación está al alza en España

La oferta de empleo en educación está al alza en España

Después de muchos años en que la oferta de empleo público en nuestro país quedaba por debajo de los datos necesarios para reponer las cifras alcanzadas por las jubilaciones, este año el consejo de ministros ha aprobado la mayor oferta de empleo público para la Administración General del Estado de los últimos años, lo que supondrá un total de 33.793 plazas, por lo que hay que remontarse al año 2008 para encontrar una cifra superior. Dado que el traspaso de funciones y servicios en materia de educación está transferido por el Estado a diversas Comunidades Autónomas, serán estas las que deben convocar las pruebas de acceso a la enseñanza, cuyo acceso a los cuerpos docentes está regulado por el Real Decreto 84/2018, de 23 de febrero, que modifica el Real Decreto 276/2007, de 23 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de ingreso, acceso y adquisición de nuevas especialidades en los cuerpos docentes.

El sistema selectivo, en general, es el concurso-oposición, que consta de dos pruebas de carácter eliminatorio en la fase de oposición, si bien esto puede variar con la publicación de las bases de la convocatoria en función de la comunidad autónoma que convoque las pruebas. En la fase de concurso se aplicará solamente a los aspirantes que hayan pasado la fase de oposición y se valorarán según establezcan las convocatorias, los méritos de los aspirantes entre los que deberá figurar la formación académica y la experiencia docente previa.

Los baremos que fijen las convocatorias para la fase de concurso se regirán por la siguiente puntuación: experiencia previa, un máximo de 7 puntos, formación académica un máximo de 5 puntos, otros méritos 2 puntos, no pudiendo sobrepasar un máximo de 10 puntos por la valoración de méritos. Del total de la puntuación de las dos fases, la nota alcanzada en la fase de oposición representará un 60% del total y la nota alcanzada en la fase de concurso un 40% del total. Este es uno de los cambios introducidos con el nuevo Real Decreto 84/2018, los otros son cambios son que se aumenta a 7 puntos la experiencia docente, teniendo en cuenta un máximo de 10 años, así como que se aumenta a 3 el número de temas entre los que los opositores pueden escoger para realizar el examen escrito.

Para justificar los méritos de formación permanente existen una serie de cursos homologados válidos por especialidades que se pueden preparar de forma presencial, a distancia y online en centros especializados.  De todos los de nuestro país, nosotros os recomendamos los impartidos por Oposiciones de enseñanza, donde se preparan oposiciones al cuerpo de maestros, profesores de educación secundaria, formación profesional, al cuerpo de inspección educativa o la acreditación lingüística de inglés, con temarios propios y para todas las especialidades, de ahí que sean una de las opciones más completas.

Pero a la hora de presentarnos a unas oposiciones de enseñanza, debemos de tener claras las diferencias entre maestro y profesor de educación secundaria, entre otras:

  • La formación o estudios que le permiten ejercer esta profesión son los de Grado en educación primaria. Ejercen su labor docente sobre niños de entre los seis y los doce años, cubriendo todas las materias del currículo escolar utilizando métodos variados, como trabajo en equipo, aprendizaje a través de la experiencia, pizarras interactivas, material audiovisual, internet…, todo ello con el fin de estimular el aprendizaje, la imaginación y el interés de sus alumnos y contribuir al desarrollo cognitivo, afectivo, físico, comunicativo y social de los alumnos.
  • Profesor de educación secundaria. Los estudios que permiten ejercer esta actividad son los de Grado en Ciencias, Grado en filología clásica, Grado en filología hispánica, Grado en lengua y literatura hispánica, master universitario en educación bilingüe, mater universitario en formación del profesorado. Enseñan a los alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) con edades entre los doce y dieciséis años, y a los alumnos de Bachillerato, con edades comprendidas entre los dieciséis y los dieciocho años. Estos profesores suelen especializarse en una determinada materia, aunque algunos pueden enseñar materias relacionadas, como por ejemplo física y química, o lengua y literatura.

¿Qué otras funciones le corresponden a un profesor de educación secundaria?

El desarrollo de sus clases incluye la preparación y planificación de lecciones, calificación de los alumnos, redacción de informes de alumnos, asistencia a reuniones de profesores y con los padres. Además, algunos profesores tienen asignada la función de tutor de clase que implica la realización de funciones de orientación al alumnado, registro de asistencias, distribución de información, etc.