Los españoles preferimos los hoteles

Los españoles preferimos los hoteles

La inmensa mayoría de los ciudadanos españoles nos decantamos por los hoteles cuando tenemos que realizar algún viaje y es que esta costumbre es muy propia de nuestra sociedad. Lo cierto es que realmente existen muchas opciones diferentes para poder pernoctar sea cual sea el lugar que visitemos, pero por costumbre, muchos de nosotros siempre miramos hoteles como primera opción. Una tendencia que, en otros países cercanos a nosotros, como puede ser Francia, se ve eclipsada por el poder de las autocaravanas o de las caravanas y es que ellas nos permiten desplazarnos y hacer noche en el lugar que deseemos o nos encontremos.

Además, entre los más jóvenes y gracias a las nuevas tecnologías también salen a la luz otras formas de pernoctar como los alojamientos turísticos o los campings, unas opciones que, a medida que nos vamos haciendo más mayores, al menos en España, bajan su número de adeptos. Sea cual sea nuestra opción, lo que nos seguimos encontrando, tal y como os hemos avanzado, es que España es una sociedad que se encuentra a gusto en los diferentes hoteles a los que va y a continuación os explicaremos por qué.

Que España sea un país tradicionalmente hotelero no es algo que nos sorprenda ni que nos extrañe y es que a lo largo y ancho de nuestro territorio nos podemos encontrar un sinfín de establecimientos de este tipo que nos harán pasar unos días de desconexión que nos harán recargar las pilas para volver al trabajo al 100%. Unos complejos hoteleros que podemos encontrar de todo tipo en función de cual sea el uso que le vayamos a dar y es que para que os situéis os pondremos dos ejemplos, un empleado de una compañía que viaja por trabajo y un turista que viaja por placer y desconexión.

Hoteles de todo tipo

En el primer caso, la persona buscará un hotel que esté cerca del polígono industrial al que tenga que ir o de la oficina a la que se dirija, así como busca una habitación cómoda, con espacio de trabajo y que tenga aparcamiento para poder desplazarse. Dentro de este perfil puede encontrar hoteles desde dos estrellas a cuatro estrellas cerca de su lugar de trabajo y en función de lo que quiera gastar, mientras que el caso del turista, este busca un hotel de las características del Mercer Sevilla, un establecimiento situado en un sitio estratégico del centro de la ciudad para que se pueda mover con total libertad y comodidad y disfrutar de la ciudad sin tener que coger el coche. Además, este tipo de clientes buscan disfrutar de una buena gastronomía y comodidad al llegar al hotel, sobre todo, después de un largo día de paseos conociendo los encantos de la Giralda, Triana, la Plaza de España o la Torre del Oro, entre otros. Para este perfil de visitantes, lo cierto es que también existen diferentes opciones hoteleras en función de lo que quieran gastar, sin embargo, la realidad nos dice que en la mayoría de los casos prima la calidad, la comodidad y la situación frente al dinero, por lo que los hoteles céntricos, sea cual sea la urbe, siempre tendrán más demanda.

Los servicios que ofrezca el hotel, como conexiones de alta velocidad a internet, servicio de habitaciones, acceso antes de hora o posibilidad de salir más tarde, amplio horario de comedor o aparcamiento, entre otros, siempre tienen más demanda y es que el cliente busca sentirme cómodo, poder disfrutar del hotel como si estuviese en casa, de ahí que este tipo de opciones son cada vez más habituales en los criterios de búsqueda a la hora de decantarse por uno u otro lugar.

A lo largo del post no os hemos dado ninguna cifra de ocupación hotelera pero la realidad es que vayamos a la provincia que nos vayamos, el porcentaje de ocupación es muy elevado, sobre todo en fechas clave, de hecho, sin irnos muy lejos, en la provincia de Pontevedra se batió un nuevo récord durante la Semana Santa con un 85% de ocupación. Así, el consorcio de Turismo de las Rías Baixas confirmó que en Sanxenxo solo quedaron libres el 10% de las plazas hoteleras, mientras que la localidad de Poio se llenó al 83% de su capacidad, siendo la mayoría de los visitantes, turistas de España.