5 motivos por los que puedes necesitar un abogado

5 motivos por los que puedes necesitar un abogado

Muchas personas piensan que tener un abogado solo es necesario para empresarios y personas con alto poder adquisitivo, pero hoy en día recurrir o necesitar un abogado no es nada extraño. Son muchas las causas por los que cualquier persona puede necesitar un abogado y en este artículo te vamos a explicar un total de 5 motivos bastante comunes.

  1. Caso de divorcio

Uno de los principales motivos por los que cualquier persona puede necesitar un abogado es en un caso de divorcio. Este proceso no es nada sencillo y se puede convertir en bastante complicado por lo que siempre es conveniente contar con un profesional que vele por nuestros intereses. Y es que en un divorcio hay que tomar decisiones importantes como la cesión de bienes, la pensión alimenticia para los hijos o la custodia. Unas decisiones que en muchos casos se puede llegar a un acuerdo, pero en medio de un divorcio es normal que las dos personas involucradas se dejen llevar por los sentimientos. Pero ahí entra el abogado que será capaz de aconsejarnos para tomar la mejor decisión posible en función de nuestros intereses y luchar por nuestras necesidades.

  1. Problemas con herencias y sucesiones

Una sucesión o herencia puede ser bastante sencilla, pero en algunos casos este proceso se vuelve un auténtico caos y puede ser necesario contar con un abogado. Un especialista en esta área puede ayudar a redactar a un testamento, encargarse del pago de impuestos sucesorios, impugnar un testamento, negociar entre herederos o valorar bienes en herencias, entre otras acciones. En definitiva, en casos de problemas con herencias y sucesiones contar con la ayuda de un abogado puede ser realmente útil.

  1. Reclamación por negligencia

Ante cualquier negligencia se puede reclamar por los daños morales o económicos. Los casos más comunes de reclamación por negligencia son casos médicos o sanitarios, pero una reclamación por Responsabilidad Civil Profesional se puede presentar en otros muchos supuestos como obras y reformas, defensa legal o incluso en servicios de asesoría y gestoría. En resumen, cualquier actividad que pueda ocasionar un daño moral o económico a quien la contrate puede reclamarse.

Pero independientemente del motivo, en cualquier proceso de reclamación por negligencia es indispensable contar con un abogado que se encargue de llevar la reclamación a buen puerto. Además, los especialistas antes de comenzar con el proceso analizarán la situación y su viabilidad.

“Cuando comenzamos con un proceso de reclamación por negligencia el primer paso es realizar un análisis y determinar la viabilidad de la reclamación antes de comenzar con todo el proceso. Tras el análisis si la negligencia es reclamable solicitamos el historial y evaluamos el caso con la ayuda de un perito. Entonces, el objetivo suele ser tratar de llegar a un acuerdo extrajudicial. No obstante, no siempre es posible. Y en esos casos nos encargamos de presentar la correspondiente demanda”, explican desde Bufete y Albanés Asociados Abogados, bufete con abogados especialistas en Responsabilidad Civil Profesional en Madrid.

  1. Prevenir demandas

Muchas personas piensan que contar con un abogado solo sirve para defenderse o solucionar problemas, pero también para evitarlos. Y es que contar con un profesional a su lado es una manera efectiva de protegerse ante demandas. Por ejemplo, pongamos que tienes una empresa y que ante cualquier tipo de problema tu abogado actúe para evitar que esa cuestión vaya a mayores. Así, los abogados puedes llegar a acuerdos extrajudiciales o simplemente solucionar asuntos legales. Y esta cuestión es de vital importancia para reducir los costos y también para disfrutar de tranquilidad.

  1. Problemas con adopciones

Y finalizamos este artículo hablando de otro problema en el que los abogados juegan un papel importante. Y son las adopciones. Todos sabemos que la adopción de un niño es un proceso bastante tedioso y que se puede alargar en el tiempo, principalmente por procesos administrativos o legales. Es por ello que para evitar problemas mayores e intentar que el proceso sea lo más rápido posible es conveniente contar con el asesoramiento de un abogado y mejor un profesional especializado en familias. Así, ayudará con todos los detalles legales y se asegurará de realizar el proceso de manera correcta y en base a la ley.

En definitiva, como hemos indicado en este artículo contar con un abogado es más común de lo que parece y puede ser de gran ayuda ante muchos casos y problemas. Por lo que si te encuentras en alguno de estos casos no dudes en contar con la ayuda de un profesional.