La donación de semen, una costumbre arraigada en España

La donación de semen, una costumbre arraigada en España

En los últimos años ya es habitual hablar de la donación de óvulos y de semen como si fuera algo a lo que hemos estado acostumbrados toda la vida. Sin embargo, se trata de un asunto que es realmente nuevo y a lo que la sociedad, al menos en cierta medida, todavía no ha terminado de adaptarse. Muchas personas, especialmente las que se encuentran cerca de algunas creencias religiosas, son particularmente beligerantes con este tipo de asuntos. Pero es cuestión de tiempo que todos y todas terminemos viendo este asunto como normal. Más todavía de las que ya lo vemos así, que somos muchas.

Por suerte, son muchos los profesionales que ya se encuentran especializados en este asunto en los tiempos que corren. Eso nos ha permitido que este tipo de cuestiones se realicen de una manera que sea lo más ordenada posible. La donación de óvulos o de semen es algo serio y que necesita de un control exhaustivo para realizarse con la seguridad y la garantía que tanto el donante como la persona a la que se dona necesitan. Y en eso, desde luego, hemos avanzado de una manera tremenda en los últimos años.

España es una auténtica referencia en lo que tiene que ver tanto con la donación de óvulos como con la donación de semen. No cabe la menor duda de que somos líderes en lo que tiene que ver con Europa. Y lo somos de una manera bastante destacada. Es algo de lo que podemos presumir y de lo que muchas de las clínicas que se dedican a esto sacan pecho. Incluso son muchas las personas que vienen desde el extranjero para donar. El motivo no es solo el económico, como puede llegar a pensarse, sino también el de la seguridad.

Es evidente que el ingrediente económico siempre ha estado ahí y siempre lo va a estar. Una noticia que fue publicada en la web del diario Mediterráneo Digital informaba de que los españoles (especialmente los jóvenes) estaban tan desesperados con el asunto económico que se veían en la obligación de acudir a este tipo de técnicas para tratar de obtener ingresos extra. Y es que, de no haber sido por eso, muchos de ellos hubiesen pasado por momentos incluso más difíciles de los que tuvieron que pasar aún así.

La donación de semen es más importante que nunca para muchas personas en los tiempos que corren. Actualmente, se ha detectado un aumento de los casos de infertilidad tanto en hombres como en mujeres. Y es necesario que se pongan medidas al respecto, garantizando de este modo que los sueños de las personas se cumplen. Es algo de lo que hemos hablado hace poco con los profesionales de IVI Dono, una entidad especializada en el asunto. Nos han comentado que, en la actualidad, la situación está bastante controlada puesto que existen más donantes que pacientes con problemas. En España, en ese sentido, podemos estar tranquilos y tranquilas.

Además, este mismo grupo empresarial cuenta cono Ivi Global Education, un departamento creado especialmente para formar a expertos facultativos que siempre estén a la ultima en cuanto a legislación, innovación y nuevas tecnologías.

Otros países no tienen la misma suerte

Podemos considerarnos afortunados en este país a causa de todo lo que venimos comentando. En otros lugares no tienen, ni de lejos, la misma suerte que la que tenemos aquí. En primer lugar, porque los casos de infertilidad son mayores. En segunda instancia, porque no es tan grande el número de donantes como el que hay en España. Ese es otro de los motivos por los cuales viene gente de todo el mundo hasta nuestro país a buscar soluciones al respecto. Y es que no es para menos. Se trata de una necesidad pura y dura.

También cabe preguntarse por qué está aumentando el número de personas que no son fértiles en estos tiempos. Son muchas las personas y varios los expertos que anuncian que las nuevas tecnologías tienen algo que ver con todo esto. Desde luego, es evidente que los ordenadores portátiles, por ejemplo, son un peligro y especialmente cuando los depositamos en nuestro regazo. Ya hay varios estudios que han alertado sobre esto y que recomiendan de un modo encarecido que no se realice este tipo de gestos.

Lo peor es que las previsiones apuntan a que ese número de personas que sufren algún problema de fertilidad va a aumentar más pronto que tarde. Eso nos hace estar alerta ante cualquier tipo de gesto o hábito que nos pueda provocar ser un poquito menos fértiles. Pero, para quien no tenga la suerte de evitar ese mal, está el consuelo de que, en este país, va a encontrar a un donante. Podemos respirar tranquilos y tranquilas en ese sentido. Pero no está de más que empecemos a mirar un poco más por nuestra salud para prevenir estas cosas.