Las encías, conoce más sobre ellas

Las encías, conoce más sobre ellas

Cuando las encías sangran es que algo en nuestra salud bucal no va del todo bien. Cuando las encías pasan a sangrar de manera espontánea lo hacen por la presencia de manera permanente de bacterias, por lo que evidencian que en la boca está comenzando a desarrollarse una enfermedad.

Motivos para el sangrado de las encías

En el momento en que hay un cambio en el equilibrio de las bacterias que habitan en nuestra cavidad bucal, lo que ocurre es que aparece una inflamación y empiezan a sangrar las encías. Este es el síntoma claro de que estamos ante una enfermedad de carácter periodontal.

Las enfermedades periodontales

Las hay de dos tipos:

Gingivitis

Esta es una enfermedad que se padece porque aparece una inflamación de las encías y existe la posibilidad de que sangre, respondiendo los síntomas a que se va acumulando placa bacteriana. Los pacientes pueden ser persona de toda edad, aunque suele aparecer más en los adultos que tienen una edad superior a los 35 años. Estamos ante una enfermedad que llega a afectar a cerca del 60% de la población  de nuestro país.

Periodontitis

Esta es la enfermedad más grave, pues además de la inflamación y sangrado, al acumularse sarro bajo la encía, quedan afectados diversos tejidos y huesos que son los que soportan los dientes, lo que hace que se ponga en riesgo la permanencia de los mismos. Esta enfermedad llega a afectar a un 25% de la población española.

Cuando las encías que sangran

El motivo principal es porque hay una acumulación en exceso de la placa bacteriana, la cual hace que se vayan desarrollando diversas enfermedades como la gingivitis o la periodontitis por una deficiente higiene dental.

Eso sí, también existen otros factores que pueden ayudar a que se acumule sarro y este tipo de enfermedades:

Mala posición de los dientes

Prótesis dentales que se coloquen mal o restauraciones en deficiente estado

Cuando se usa mal la ortodoncia fija (caso de los brackets)

Maloclusión

Síntomas del sangrado de encías

Desde Clinica Cool Dent aseguran que muchos de sus pacientes cuando llegan a la clínica lo hacen sin saber que cuando hay enfermedades en las encías, además del propio sangrado, existen otra serie de síntomas que pueden ser de gran ayuda cuando queramos identificar un problema.

En este sentido, con la gingivitis podemos ver cómo hay síntomas, caso del enrojecimiento, diversas inflamaciones que se localizan con sensibilidad cuando se presionan, además del mal aliento que se deriva del sarro que se acumula.

En el caso de la periodontitis, además de los síntomas de los que hemos hablado, pueden presentarse recesiones de encía y pérdida de hueso, con el resultado de una movilidad dental. El cepillado es una buena forma de que los tejidos que se inflaman y las encías sangrantes retornen a la normalidad.

¿Qué nutrición debemos llevar para tener una buena salud buco dental?

  • La dieta debe ser equilibrada.
  • Uso de un cepillo de cerdas suaves después de que comas. No te cepilles demasiado energéticamente, pues se pueden producir diversas lesiones en el tejido gingival.
  • Utiliza la seda dental para poder acceder a los espacios interdentales donde no pueden llegar los cepillos de dientes
  • Se puede complementar esta higiene con complementos como los irrigadores bucales
  • No tienes que olvidarte de limpiar tu lengua, pues bajo ella pueden estar hasta el 70% de las bacterias que están en nuestra boca.
  • No fumes, pues las toxinas de los cigarros ayudan a que se inflamen las encías. Un fumador cuenta con un 600% más de probabilidades de ir desarrollando enfermedades periodontales.
  • Bebe mucha agua. Gracias al agua que vayamos a consumir, lo que haremos será eliminar una parte importante de las bacterias que llegan a producirse en nuestra boca, evitando que se acumule sarro.
  • La aloe vera es buena para masajear las encías y que así baje la inflamación y se reduzca el sangrado de la zona gingival.

Acudir a un especialista es importante

No te olvides que, aunque logres que se detenga el sangrado de las encías, hay que identificar y eliminar el motivo que las produce, pues de otra manera, el daño puede continuar y podría llegar a ser crónico.

Por este motivo, las limpiezas profesionales tienen que hacerse como mínimo una vez anualmente, cada 6 meses si además tenemos propensión a desarrollar gingivitis. Por este motivo hay que acudir a un especialista cuando se llegan a detectar síntomas como el sangrado de las encías del que hablamos.

Los periodoncistas diagnostican el problema y se ocupan de aplicar el tratamiento que pueda ser el más eficaz para solucionar las patologías que puedan afectarte.