Piso de estudiantes versus Residencia universitaria

Piso de estudiantes versus Residencia universitaria

El momento de partir a la Universidad ha llegado, tu hijo se ha hecho mayor –bueno, casi- y ha de estudiar en una Universidad fuera de su ciudad, hay que buscar alojamiento para esos varios años que son su futuro profesional hasta que se gradúe. Habrá que decidir varias cosas, entre otras el lugar donde se alojará durante su formación universitaria, se deberá valorar la oferta de los distintos alojamientos, precio, ubicación, distancia con el centro universitario, ventajas e inconvenientes de las distintas opciones.

La primera disyuntiva es decidirse por piso compartido con otros estudiantes o por una residencia universitaria, alternativa que le ofrece al estudiante mayores comodidades y permitirle encontrar amistades duraderas dentro de su mismo entorno e intereses durante el periodo de sus estudios superiores en la Universidad. Por otra parte, para los padres, la residencia Universitaria también puede suponer una mayor garantía que minimice sus preocupaciones ante este cambio significativo para la vida de sus hijos.

La subida de los precios de los alquileres en las grandes ciudades hace que alquilar un piso, en ciertas ciudades con una demanda superior a la oferta, sea una tarea difícil y muy cara, elevando sus precios de manera directamente proporcional a la cercanía a la Universidad o distrito universitario. Por lo tanto, la residencia universitaria puede llegar a ser ahora una opción interesante económicamente.

Las residencias universitarias cuentan con una serie de servicios complementarios que se incluyen en su oferta, como biblioteca, salas de juegos, instalaciones deportivas, sala de TV, lavandería, servicio de comedor, etc. En un piso compartido, el estudiante además de ocuparse de los aspectos formativos de su carrera tiene que hacer frente al día a día en cuanto a alimentación y preparación de las comidas, compra, asuntos generales como pagos a los suministradores de luz, gas, internet, etc. que aunque se compartan suponen una atención extra y en ocasiones diferencia de puntos de vista sobre consumos o tipos de contrato o tarifas. Es decir, los gastos mensuales son variables, siendo siempre fijos en una residencia universitaria.

Una residencia universitaria con todos los servicios

En el centro de Madrid, la Institución del Divino Maestro es una residencia universitaria que como fundación benéfico-docente promovida por el Arzobispado de Madrid viene prestando servicios a la comunidad de estudiantes universitarios desde 1927.

Las bases en que se fundamenta esta Institución son la responsabilidad y la libertad individual de cada estudiante, dentro de un entorno profundamente familiar y humano, lo que permite un ambiente óptimo para el estudio y dedicación, además de una magnífica disposición para la convivencia.

El amplio bagaje cultural que adquieren los alumnos se consigue mediante una formación social  y humana que les acompañará en el futuro como herramienta importantísima para el desempeño de sus profesiones, y para afrontar todas las situaciones de complicación que nunca faltan en la vida.

Para ello se organizan distintas actividades, compatibles con sus estudios, a través de comisiones por los propios alumnos, como charlas, coloquios, certámenes de relato y poesía, realización de cortos de cine, concursos de fotografía, maratones deportivas, etc.

La Institución del Divino Maestro como residencia universitaria en el centro de Madrid cuenta con 127 plazas, distribuidas en habitaciones dobles y triples, con todo tipo de servicios: Servicio de comedor de lunes a sábado en pensión completa, servicio de lavandería, limpieza, conexión wifi en las habitaciones, salas de estudio climatizadas y con conexión a internet, biblioteca informatizada, gimnasio, sala de música, salas de vídeo, TV, proyección audivisual. Sala de informática, pistas deportivas para fútbol sala, baloncesto, voléibol. Salón de actos, Capilla, prensa diaria y semanal. Todos estos servicios hacen que esta residencia universitaria en Madrid sea un referente para los estudiantes que se desplazan a esta ciudad para llevar a cabo sus estudios universitarios.

Ventajas de alojarse en una residencia universitaria

Por resumir, las claves que suelen valorarse muy positivamente para escoger una residencia universitaria son, a grandes rasgos:

-Ambiente propicio para el estudio lo que se traduce en resultados académicos buenos y consecución de las metas.

-Cercanía y comunicación con la Universidad por lo que se ahorra tiempo y dinero en transportes.

-Contar con buenas y modernas instalaciones y servicios, así, el estudiante no necesita salir fuera a un gimnasio, o biblioteca, o cualquier otra actividad.

-Enriquecerse culturalmente por la convivencia con el resto de alumnos que estudian distintas carreras y proceden de diversos lugares y países.

-Tranquilidad y seguridad para los padres, que saben que el día a día para sus hijos está resuelto y sólo deben preocuparse del rendimiento de sus estudios.