La salud sexual exige una educación sexual integral

La salud sexual exige una educación sexual integral

En consonancia con el marco operativo de la Organización Mundial de la Salud, OMS sobre salud sexual y su relación con la salud reproductiva, la OMS, ha publicado una serie de recomendaciones sobre salud y derechos sexuales y reproductivos de los adolescentes, es un documento constituye un útil recurso para la labor de promoción, formulación de políticas, investigación y diseño de programas y proyectos y tiene por objeto apoyar la aplicación de la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, el Niño y el Adolescente 2016-2030 (1) y está armonizado con las medidas mundiales aceleradas en favor de la salud de los adolescentes (AA HA!) de la OMS y el marco operativo de la OMS sobre salud sexual y su relación con la salud reproductiva. Entre las cuestiones a tratar se encuentran las siguientes:

• provisión de educación sexual integral (ESI);

• orientación y suministro de métodos anticonceptivos;

Recomendaciones de la OMS sobre salud y derechos sexuales y reproductivos de los adolescentes

• atención prenatal, durante el parto y posnatal;

• atención para un aborto sin riesgos;

• prevención y atención de las infecciones de transmisión sexual (ITS);

• prevención y atención del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH);

• prevención, apoyo y atención de la violencia contra las mujeres y las niñas;

• prevención de las prácticas tradicionales nocivas;

Para ello, es necesario contar con una plan de educación sexual integral dirigido a jóvenes y adolescentes. Pero, ¿en qué consiste la educación sexual? Pues bien, veámoslo a continuación.

¿Qué es la educación sexual integral?

Según la OMS, la educación sexual integral (ESI) es un proceso que cuenta con un plan de estudios para dar a conocer los aspectos cognitivos, emocionales, físicos y sociales de la sexualidad. Su finalidad es dotar a los niños y los adolescentes de conocimientos, aptitudes, actitudes y valores que les permitan disfrutar de salud, bienestar y dignidad, establecer relaciones sociales y sexuales respetuosas, ser conscientes de la manera en que sus elecciones afectan a su propio bienestar y al de otras personas, y conocer sus derechos y velar por su protección durante toda su vida.

“Los Estados, en virtud de las normas de derechos humanos, tienen la obligación de ofrecer a los adolescentes información completa y educación integral. La ESI forma parte de las obligaciones fundamentales de los Estados de garantizar el derecho a la salud sexual y reproductiva; se considera una de las acciones básicas mínimas que deben realizar los Estados para dar significado a ese derecho . Según las normas sobre derechos humanos, esa educación abarcará la conciencia de uno mismo, el conocimiento del propio cuerpo (incluidos los aspectos anatómicos, fisiológicos y emocionales) y la salud y el bienestar sexuales (con información sobre los cambios que se producen en el cuerpo y los procesosd e maduración) . Todos los niños y adolescentes, incluso los que no asisten a la escuela, tendrán acceso a dicha información y educación, que deberán ser gratuitas, confidenciales, adaptadas a los adolescentes y no discriminatorias; los obstáculos a la información, como los requisitos de autorización de terceros, deberán eliminarse . En cuanto al formato, las normas sobre derechos humanos prevén que esa información se ofrecerá en línea y en persona, será adecuada a la edad, se basará en datos científicos y su contenido seráco mpleto e inclusivo . Las normas sobre derechos humanos también requieren que  los planes de estudios relativos a la ESI se elaboren conjuntamente con los adolescentes y que se incluyan en los planes de estudio escolares obligatorios “.

Directrices de la OMS a comunidades e individuos

Comunidades:

• Promover la prevención del embarazo en adolescentes entre todas las partes interesadas por medio de intervenciones como la facilitación de información, la educación en sexualidad y salud, el desarrollo de habilidades para la vida, la prestación de servicios de orientación y anticoncepción y la creación de entornos favorables. Individuos:

• Ejecutar intervenciones a gran escala que ofrezcan información fidedigna y actividades educativas sobre los anticonceptivos, en particular programas de educación sexual basados en un plan de estudios, a fin de incrementar el uso de métodos anticonceptivos entre las adolescentes.

• Ofrecer intervenciones que combinen la educación sexual basada en un plan de estudios y el fomento del uso de anticonceptivos entre las adolescentes, con el objeto de reducir las tasas de embarazo.

La buena noticia, es que según los vendedores de preservativos, su uso está aumentando entre toda la población. Así lo aseguran en ComercialApra, que de un tiempo a esta parte ha visto aumentar su volumen de ventas de preservativos de manera significativa. Además de condones, venden todo tipo de artículos eróticos y de higiene, siendo a día de hoy, todo un referente en el sector.