Regalos personalizados de empresa

Regalos personalizados de empresa

Cada temporada a las empresas les da por hacer algo diferente con el fin de captar clientes y fidelizar a los que ya tienen pero está completamente comprobado que, aunque surgen nuevos métodos estupendos con los que se consiguen fantásticos resultados, también hay métodos tradicionales que consiguen los mismos resultados sin tener que volvernos demasiado locos en el intento.

Esto no significa que esté en contra de la creatividad, de hecho se puede ser muy creativo siguiendo tácticas de marketing de toda la vida, pero es verdad que últimamente hay cierta tendencia a intentar destacar por encima de la media cuando, en realidad, lo que una empresa busca por encima de destacar o no es el beneficio.

Pues bien, una de las acciones que más se han usado en el mundo empresarial, tanto para captar nuevos clientes como para fidelizarlos, es hacer ciertos regalos en épocas especiales algo que, hoy en día, parece haber caído en desuso en pro de otras técnicas más modernas pero que cuando se pone en marcha, suele ofrecer muy buenos resultados.

En Photooriginalgifts.com, especializados en souvenires y regalos al por mayor, nos han confirmado que sus productos personalizables son los más demandados y lo que mejores resultados ofrecen a sus clientes. ¿Y por qué? Pues porque cuando ofreces un regalo a un cliente estás consiguiendo dos cosas, la primera y más importante es que se acuerde de ti por encima de ese competidor que no le ha regalado nada, y la segunda es que si eres listo y el regalo que le haces es usable, cada vez que lo saque volverá a acordarse de ti, consiguiendo incluso que empiece un boca a boca que es muy beneficioso.

Ahora bien, ¿qué es lo que podemos regalar? Pues por mucho que nos fastidie tener que ser un poco estereotipados, esta vez es necesario, y es que no tiene sentido que le regales un imán de nevera divertido con el logotipo de tu empresa impreso a un directivo de una oficina, pero tal vez sí tiene sentido que le regales un bonito bolígrafo con tu logo serigrafiado.

Siempre hay regalos “comodín” que podemos hacer a cualquier tipo de cliente, como llaveros o tazas, pero es mucho mejor pensar en lo qué puede llegar a usar ese perfil profesional con el fin de que cada vez que lo utilice se acuerde de ti.

Algunas ideas

Vamos a darte algunas ideas para que puedas poner en marcha una campaña de este tipo, tanto si eres una gran firma como si eres una pyme.

  • Gorras personalizadas.
  • Camisetas divertidas con el logo de la empresa (no busques que solo se vea el logo, no se la pondrán).
  • Gafas de sol.
  • Bolígrafos y plumas.
  • Bolsas de tela.
  • Pen drives.

Y es que según las estadísticas, más del 70% de los usuarios son más propensos a comprar los productos y servicios de una marca después de recibir de esta regalos promocionales debido a la ley de la reciprocidad. El usuario, cliente o empleado que recibe regalos promocionales por parte de una marca, despierta una emoción directa de deuda con esa persona. De ahí que el recuerdo de marca positivo se dispare y llegue a más gente.

De hecho, tal y como dice el diario La Verdad, en la actualidad, estos detalles son el quinto soporte publicitario que más crece a nivel global, superado por los medios de entretenimiento (videojuegos y servicios de ‘streaming’), las relaciones públicas, los contenidos patrocinados por marcas y la publicidad digital. Precisamente, cuatro de cada cinco personas que reciben un regalo promocional aseguran tener un mejor impacto de la firma y son más propensas a comprarla, tal y como se desprende de un estudio elaborado por la Asociación Internacional de Productos Promocionales. El sector nacional facturó 1.000 millones en 2019, la misma cifra que la registrada antes de la crisis, lo que incida que este año 2020 es posible que superemos con creces esta facturación.

Para empezar una campaña de este tipo debes valorar primero cuánto estás dispuesto a invertir y localizar a un proveedor de regalos al por mayor de estas características, luego analizar a quién estamos dispuestos a regalar estos productos ¿A todos? ¿A los clientes que ya son asiduos? ¿A los clientes que formen parte de un sector concreto? ¿a quienes compren o contraten un servicio o producto específico? Todo este tipo de preguntas hemos de hacérnolas y analizar qué objetivo es el que queremos conseguir, y partiendo de él, empezar a activar nuestra campaña de regalos publicitarios.