Trucos para hacer el inglés divertido a los pequeños

Seguramente te habrás preguntado alguna vez cómo vas a hacer que tus hijos aprendan inglés sin que se aburran mientras tanto y lo abandonen. Por ello te vamos a dar algunos trucos y consejos para hacer de este idioma algo divertido que aprender para los más pequeños. “Lo más importante cuando los niños empiezan a aprender inglés es hacer que se sientan cómodos y vean en ello algo positivo y divertido.
shutterstock_2018895593(FILEminimizer)

Seguramente te habrás preguntado alguna vez cómo vas a hacer que tus hijos aprendan inglés sin que se aburran mientras tanto y lo abandonen. Por ello te vamos a dar algunos trucos y consejos para hacer de este idioma algo divertido que aprender para los más pequeños.

“Lo más importante cuando los niños empiezan a aprender inglés es hacer que se sientan cómodos y vean en ello algo positivo y divertido. Además, se debe enseñar inglés en función de la edad que tengan e ir subiendo el nivel a medida que van adquiriendo los conocimientos”, explican desde Preparador Online Inglés Primaria, academia especializada en la preparación de oposiciones en esta especialidad.

Y una vez que sigan el consejo de estos profesionales sigue las pautas que te vamos a indicar a continuación.

Para niños pequeños o en Educación Infantil

Para que los niños que van a infantil den sus primeros pasos en este idioma, hay que hacer uso de metodologías amenas, interactivas y divertidas para mantener la atención de principio a fin. Y para esto sigue los siguientes consejos.

  • No le impongas el inglés por fuerza

Esto es muy importante. Si les pones a aprender inglés a la fuerza, harás que se sientan incómodos y puede que se cierre y no lo vea como un juego.

  • Haz uso de la música

Ponle sus canciones o cantantes favoritos para practicar con las letras y mejorar en la pronunciación.

  • Practica con muchas actividades

Excursiones, cuentacuentos, temáticas, juegos, cocinar platos típicos ingleses. Harás que les parezca divertido ya que se olvidarán que están estudiando un idioma y lo verán como un juego.

  • Pon sus películas favoritas en inglés

Coge todas sus películas favoritas y deja que elija cual ver, pero esta vez cambia el idioma y vedla en inglés. Puedes añadir subtítulos para hacerlo más fáciles e incluso, para una tarde total de cine, haz unas palomitas y sirve unos refrescos.

Pues bien, una vez has visto algunos puntos para empezar a enfocar las clases de inglés de forma dinámica y divertida, veamos como agrupar las clases según las edades de los niños. Pues no es lo mismo enseñar a un niño de infantil que a uno de primera o uno de secundaria.

  • Haz uso de los videos

Las canciones, videos de dibujos, colores… los cautivarán desde el primer minuto y poco a poco acabarán cantando esas canciones imitando sonidos y pronunciaciones.

  • Usa juegos interactivos con una tablet

No es nuevo que los niños desde bien pequeños hacen uso de las tablets y los teléfonos móviles con total soltura ya que es lo que ven desde el día que nacen. Pues es el momento perfecto para hacer de esos dispositivos, tu mejor amigo con las miles de aplicaciones y webs que existen con infinidad de actividades que harán que su interés aumente.

  • Juega a juegos clásicos

Los juegos clásicos, los de toda la vida siempre funcionan. Juegos como el bingo, la lotería, cartas, el escondite o el pilla pilla. Son juegos divertidos y harán que aprendan inglés sin darse cuenta.

Inglés para niños de entre los 6 a los 11 años

Lo más importante a la hora de enseñar inglés a este grupo de edades, a pesar de ser más mayores, sigue siendo evitar que se aburran. Y para ello, haz lo siguiente:

  • No uses libros

Nada más lejos de la realidad. Los libros han pasado a una mejor vida. Ahora lo importante es aprender con juegos, simulando situaciones del día a día, viendo películas o series y escuchando música en inglés.

  • Se flexible

Es importante ser muy pacientes cuando estamos enseñando ingles a los más pequeños, sobre todo al principio, cuando están empezando. Cada niño tiene un ritmo de aprendizaje diferente, por eso hay que hacer uso de profesores nativos que sepan sacarle el mayor partido y lo mejor de ellos mismos.

  • Usa el inglés en el día a día

Si haces que tu hijo te ayude a diario a hacer las tareas de la casa, podéis practicar en inglés diciendo como se llaman los objetos que recogéis o limpiáis, o las acciones que realizáis.

Eso hará que lo vean como un juego y poco a poco irán memorizando todo el vocabulario que uséis y lo empezarán a utilizar a diario sin darse cuenta.

Y bien, aquí están todos los trucos para que los más pequeños aprendan inglés de forma divertida y dinámica. ¿Qué método te ha gustado más? Si te decides a poner alguno en marcha, ten por seguro que en poco tiempo, tu hijo empezará cada día a hablar en inglés un poco mejor.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest